La violencia digital y el empoderamiento femenino en el complejo escenario de 2023 y más allá

violencia digital

La violencia digital y el empoderamiento femenino en el complejo escenario de 2023 y más allá

En un reciente foro titulado “Diálogo Empoderamiento de la mujer, Retos al 2030“, investigadoras y especialistas de la Universidad La Salle discutieron sobre el empoderamiento femenino y la viabilidad de alcanzar los objetivos propuestos por la Agenda para el Desarrollo Sostenible 2030 en los próximos siete años. Aunque este propósito parece desafiante, el empoderamiento femenino es un escenario complejo que requiere abordarse desde diferentes perspectivas, incluyendo la salud sexual, el ámbito económico, el jurídico y la violencia digital.

La doctora Claudia Benassini Félix, investigadora especialista en sociología y entornos digitales, señala que, si bien el entorno digital puede ser una herramienta para el empoderamiento femenino, también es un espacio donde las mujeres se enfrentan a la violencia y sus consecuencias, lo que representa un retroceso significativo.

La violencia digital puede tener diversas finalidades, pero en su mayoría implica daño moral hacia las personas. Desde la difusión de imágenes sin consentimiento, ofertas engañosas, trabajos forzados bajo amenaza hasta el robo de datos e identidad, las mujeres están expuestas a situaciones que ponen en peligro su integridad.

violencia digital
Aunque este propósito parece desafiante, el empoderamiento femenino es un escenario complejo

La violencia digital y su impacto en el empoderamiento femenino

“Estas formas de violencia se ejercen constantemente, las amenazas y el acoso digital son especialmente comunes”, afirma la doctora Benassini Félix. Las mujeres son particularmente propensas a ser víctimas de estos tipos de situaciones, lo que impacta negativamente en su empoderamiento y autonomía. Además, la violencia digital puede tener repercusiones graves en la vida de las mujeres, afectando su salud mental y emocional, su reputación e incluso su seguridad física.

A pesar de los avances en el reconocimiento de la importancia de combatir la violencia digital, aún queda mucho por hacer. Es necesario desarrollar estrategias efectivas que promuevan la conciencia, la educación y la prevención de este fenómeno. Además, se requiere una legislación adecuada que proteja los derechos digitales de las mujeres y establezca consecuencias claras para los perpetradores o perpetradoras de la violencia digital.

El empoderamiento femenino como un fenómeno multifactorial

Algunas organizaciones y gobiernos están tomando medidas para abordar la violencia digital. Se están promoviendo campañas de sensibilización y capacitación para fomentar el uso responsable y seguro de las tecnologías. También se están fortaleciendo los mecanismos de denuncia y apoyo a las víctimas, con el objetivo de brindarles un entorno seguro y de confianza donde puedan buscar ayuda y justicia.

El empoderamiento femenino es un objetivo fundamental para alcanzar la igualdad de género y construir sociedades más justas y equitativas. Sin embargo, la violencia digital representa un desafío significativo en este camino. Es necesario seguir trabajando en conjunto, desde diferentes ámbitos y disciplinas, para erradicar la violencia digital y garantizar que las mujeres puedan ejercer su autonomía y derechos en el entorno digital.

Señales y Acciones para Protegerse en el Mundo Digital

Es importante estar atento/a a las señales que podrían indicar que eres víctima de violencia digital. Aquí hay algunos indicadores comunes:

  • Difusión no autorizada de imágenes o videos: Si alguien ha compartido imágenes o videos privados tuyos sin tu consentimiento en línea, esto puede ser un claro indicio de violencia digital.
  • Ciberacoso y hostigamiento: Si recibes amenazas, insultos, comentarios ofensivos o mensajes intimidantes de manera repetitiva a través de plataformas digitales, es probable que estés experimentando ciberacoso.
  • Suplantación de identidad: Si alguien ha creado perfiles falsos en tus redes sociales o ha utilizado tu información personal para difamar, acosar o engañar a otras personas, esto podría ser una forma de violencia digital.
  • Revelación de información personal: Si tus datos personales, como tu dirección, número de teléfono, información financiera u otra información sensible, se han filtrado o compartido sin tu consentimiento, esto puede ser una violación de tu privacidad y seguridad.
  • Sextorsión: Si alguien intenta chantajearte utilizando imágenes o videos íntimos tuyos para obtener beneficios personales o manipularte, esto es una forma grave de violencia digital.
  • Ciberespionaje: Si sospechas que alguien está monitoreando de manera clandestina tu actividad en línea, como tus correos electrónicos, mensajes o navegación web, es posible que estés siendo víctima de ciberespionaje.
  • Ofertas engañosas: Si surge una oferta de trabajo y el contratante te cita a horas no usuales, no hay transparencia en la oferta ni se ve ninguna huella en redes sociales o corporativas, te piden fotografías no apropiadas para el trabajo que se oferta. Debes estar atenta puedes ser víctima de personas abusadoras y no existir ninguna oferta de trabajo.
violencia digital
. La violencia digital puede tener diversas finalidades, pero en su mayoría implica daño moral hacia las personas.

Si experimentas alguna de estas situaciones, es importante tomar medidas para protegerte y buscar ayuda. Aquí hay algunas acciones que puedes tomar:

  • Documenta la evidencia: Guarda capturas de pantalla, correos electrónicos, mensajes u otros registros que demuestren la violencia digital que estás enfrentando. Esta evidencia puede ser útil más adelante al informar el incidente.
  • Denuncia a las autoridades: Informa a las autoridades policiales o a la institución correspondiente sobre el incidente. Proporciona toda la evidencia recolectada para respaldar tu denuncia.
  • Busca apoyo: Comunícate con amigos cercanos, familiares o profesionales de confianza para compartir lo que estás experimentando. Puede ser útil contar con el apoyo emocional y obtener asesoramiento sobre cómo manejar la situación.
  • Utiliza herramientas de seguridad y privacidad: Asegúrate de tener contraseñas seguras para tus cuentas en línea y activa las configuraciones de privacidad en tus perfiles sociales para limitar el acceso no autorizado.
  • Bloquea y reporta a los agresores: Si es posible, bloquea y denuncia a los individuos que están perpetuando la violencia digital. Muchas plataformas en línea tienen opciones para bloquear usuarios y reportar comportamientos abusivos.

Recuerda que es fundamental tomar medidas para protegerte, tanto en el mundo digital como en el físico. No dudes en buscar apoyo profesional si te sientes abrumado/a o necesitas orientación específica para tu situación.

Y tú, ¿estás lista para romper las cadenas de la violencia digital?, alza tu voz y empodera a las mujeres en el mundo digital. Juntos/as, podemos construir un futuro online lleno de respeto, igualdad y oportunidades. ¡Tú eres el cambio que el mundo digital necesita!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.