Beso de Luis Rubiales a Jennifer Hermoso no fue consentido: un acto que trasciende en el mundo de redes sociales con 3 temas cruciales.

Besos de Luis Rubiales a Jennifer Hermoso

Beso de Luis Rubiales a Jennifer Hermoso no fue consentido: un acto que trasciende en el mundo de redes sociales con 3 temas cruciales.

El Beso de Luis Rubiales a Jennifer Hermoso (Jugadora de Futbol en la selección Española) durante la ceremonia de entrega de medallas el pasado domingo después de que España ganara el Mundial Femenino de Fútbol, se ha convertido en el centro de la polémica que nos hace un llamado a despertar a una realidad que oscurece la cultura deportiva en el mundo y nos muestra un acto que trasciende en el mundo de redes sociales con 3 temas cruciales. Igualdad de género, la agresión sexual y el respeto en el deporte.

Aunque en el vasto universo del deporte, las hazañas atléticas y los momentos de gloria suelen ser los protagonistas, hay situaciones que revelan episodios que trascienden el juego en sí mismo y que vienen ocurriendo desde hace muchas décadas pero que hoy gracias al mundo digital y las redes sociales impactan y salen a la palestra de manera inimaginada. Jennifer escribió en las redes sociales: “Me sentí vulnerable y víctima de un acto impulsivo, sexista y fuera de lugar sin ningún consentimiento de mi parte”

Al pasar los días se revela una faceta oscura y preocupante que subyace en el mundo deportivo, fue definido como agresión sexual. Esta afirmación sobre el caso del beso de Luis Rubiales a Jennifer Hermoso, fue revelada por Javier Pérez Royo, un destacado catedrático de Derecho Constitucional en la Universidad de Sevilla, cuyas palabras han provocado un debate intenso y necesario.

Su contundente afirmación sobre un acto que ha sido catalogado por el mismo autor como un gesto aparentemente inocente, efusivo y espontáneo en un estadio de fútbol nos lleva a reflexionar sobre la importancia del respeto, la igualdad de género, el consentimiento en el deporte y en la sociedad en su conjunto. A través de este episodio, se destapa una conversación crucial que nos invita a examinar el rol del deporte como reflejo de nuestras actitudes culturales más profundas y a cuestionarnos qué tipo de valores queremos promover en los campos y en las gradas.

 Beso de Luis Rubiales a Jennifer Hermoso
Un acto que trasciende el Fútbol

Javier Pérez Royo y su contundente opinión sobre el Beso de Luis Rubiales a Jennifer Hermoso

En una intervención impactante en el programa ‘Al rojo vivo’, el catedrático de Derecho Constitucional en la Universidad de Sevilla, Javier Pérez Royo, ha llevado el debate sobre el respeto y el acoso en el deporte a un nuevo nivel. El tema central fue el polémico beso de Luis Rubiales a Jennifer Hermoso, jugadora de la selección española de fútbol femenino, tras la victoria en el Mundial femenino.

Javier Pérez Royo no dudó en expresar su firme opinión sobre el incidente. Consideró que el beso de Luis Rubiales a Jennifer Hermoso fue más que una simple muestra de alegría. Según el catedrático, este gesto constituye un delito de agresión sexual, puesto que sucedió sin el consentimiento claro y directo de la persona involucrada. Pérez Royo destacó la posición de subordinación de Hermoso frente a Rubiales, lo que agrava la situación.

Su afirmación ha reavivado el debate sobre el respeto y el consentimiento en las interacciones humanas, especialmente en un contexto en el que la conciencia sobre la importancia del consentimiento está en aumento.

De igual modo, Pérez Royo enfatizó la importancia de este tipo de casos en el contexto de la ley del ‘solo sí es sí’, que busca reafirmar el respeto y el consentimiento en las relaciones. Su postura despertó un debate en el programa y planteó cuestionamientos profundos sobre el respeto y el trato adecuado en el mundo del deporte.

Beso de Luis Rubiales a Jennifer Hermoso
El profesor apunta a la importancia del consentimiento y desencadena un debate sobre el respeto en el deporte.

Reacciones de mujeres y reacciones en las redes sociales

La opinión de Javier Pérez Royo no pasó desapercibida. La Real Federación Española de Fútbol convocó a una reunión extraordinaria para analizar la situación después de la suspensión temporal de Luis Rubiales de sus funciones por la FIFA. Tanto entrenadores como jugadores de diferentes equipos, además de personalidades de la política y empresas patrocinadoras, expresaron su apoyo a Jennifer Hermoso y condenaron las acciones de Rubiales.

No obstante, La federación de fútbol de España acusa a Jennifer Hermoso de mentir sobre el beso del presidente (msn.com), declaraciones que desatan toda una ola de reacciones repudiando esta afirmación. Ante lo cual ha declarado Jennifer Hermoso, algo similar a: No permitiré que se ponga en duda mi palabra y lo que realmente ha ocurrido es que fui irrespetada. Se han acostumbrado a una cultura de aceptación de todo lo que hacen para presionar y colocar caretas al manejo de la cordialidad. Les dejamos la declaración de Jennifer y las declaraciones que dejan claro que ningún presidente de una empresa o directivo deportivo debe agradecer con un “piquito” a una jugadora ni a una compañera de equipo.

De igual modo, el beso de Rubiales a Hermoso SIN SU CONSENTIMIENTO ha generado discusión en torno a los límites del respeto y la importancia de considerar el contexto y la comodidad de todas las partes involucradas sobre todo tratándose de mujeres en esta era de las redes y activismos sociales, nuestras voces tienen un alcance global y un poder transformador.

Por ello, la discusión en torno al Beso de Luis Rubiales a Jennifer Hermoso se ha intensificado debido a la difusión instantánea y la discusión pública que las redes sociales permiten. Los medios digitales nos brindan la oportunidad de compartir nuestras opiniones y preocupaciones con una audiencia masiva, lo que puede generar un impacto significativo en la opinión pública y en las percepciones culturales.

Un grito de unidad por el feminismo en el deporte

En una impactante manifestación bajo el lema “El feminismo en el deporte no es una opción”, un grupo diverso de personas, hombres y mujeres de todas las edades, se ha congregado en la icónica plaza Mayor. Este coro de voces unidas tiene como objetivo principal exigir la salida definitiva de Luis Rubiales y, al mismo tiempo, brindar su respaldo inquebrantable a la jugadora Jenni Hermoso.

El motivo detrás de esta reunión no podría ser más claro, pedir la salida definitiva de Luis Rubiales de la Real Federación Española de Fútbol. El polémico beso dado por Luis Rubiales a Jennifer Hermoso ha sido el punto de quiebre que ha llevado a esta manifestación. Los participantes, a través de su presencia en la plaza Mayor, han rechazado rotundamente cualquier forma de desigualdad y han dejado en claro que no hay lugar para el acoso en el deporte.

La concentración en la plaza Mayor de Salamanca no es solo un evento local, sino un mensaje que resuena en todo el país y más allá. La importancia del respeto y la igualdad en el deporte es un tema que trasciende fronteras y une a personas de diferentes orígenes y edades. La determinación de quienes se han reunido en este “corro” es una muestra contundente de que el cambio es posible y que el deporte debe ser un espacio de inclusión y respeto para todos.

Beso de Luis Rubiales a Jennifer Hermoso
La contundencia de la manifestación demuestra la importancia de la igualdad y el respeto en el deporte.

Sin duda, El caso de Javier Pérez Royo y su firme opinión sobre el gesto de Luis Rubiales nos invita a mirar más allá de los titulares deportivos y a reconocer que el deporte, aunque repleto de emociones y competencia, también es un espejo de nuestra sociedad y sus desafíos. Esta reflexión nos lleva a una encrucijada en la que debemos tomar una decisión colectiva: ¿qué clase de deporte queremos construir y ser parte?

El respeto, la igualdad de género y el consentimiento son los cimientos de una cultura deportiva que se aleja de la intolerancia y se acerca a los valores humanos fundamentales. Si aspiramos a presenciar gestos de celebración auténticos y genuinos, debemos asegurarnos de que estos emanen del corazón, estén respaldados por el respeto mutuo y sean plenos en su respeto por las diferencias.

Al mirar hacia adelante, tenemos la oportunidad de cultivar un entorno deportivo donde todos, independientemente de su género u origen, se sientan seguros y valorados. Es nuestra responsabilidad, como jugadores, fanáticos, entrenadores y espectadores, transformar el deporte en un lugar donde las victorias sean producto de la dedicación, el esfuerzo y el juego limpio. Y es que la polémica que despierta este tema está en pleno desarrollo y gracias al mundo digital lo tenemos a la mano Jugadora Jennifer Hermoso reaparece en la final de la Women’s Cup que enfrentaba a Atlético y Milan. – Dolar Today

Tú ¿Qué opinión tienes sobre este tema? ¿Cómo lo ves? Feliz Domingo y sobre todo gracias por leernos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Post Populares