10 cosas de las cuales las mujeres se arrepienten en sus años dorados: ¿qué podemos cambiar?

10 cosas de las cuales las mujeres se arrepienten en sus años dorados: ¿qué podemos cambiar?

A medida que las mujeres avanzamos en edad, a menudo miramos hacia atrás en nuestras vidas y reflexionan sobre las decisiones que han tomado. Hay varias cosas de las que las mujeres se arrepienten en sus años dorados.   El Dr. Robert Waldinger, líder del mayor estudio sobre felicidad humana de la historia, afirma que algunas de las preguntas que la Universidad de Harvard ha estado formulando a los participantes durante 85 años: ¿Qué es lo que más te gustaría hacer menos?’ ¿Qué es lo que más te gustaría hacer más?

Tanto hombres como mujeres apuntan a menudo a su mediana edad y se arrepienten de haber dedicado mucho tiempo a preocuparse y muy poco a actuar de forma que se sintieran vivos: “Ojalá no hubiera malgastado el tiempo, ojalá no hubiera dejado para después cosas importantes, ojalá no me hubiera preocupado tanto por cosas del trabajo o tener lo material, ojalá hubiera pasado más tiempo con mi familia… “, en fin, parece que es inevitable el arrepentimiento cuando transitamos hacia la mediana edad.

Ahora bien, cuando se trata específicamente de qué las mujeres se arrepienten en sus años dorados, en el estudio del Psicólogo de Harvad se centra en respuestas casi unánimes. Un alto porcentaje de mujeres se arrepienten de haberse preocupado por lo que pensaran otras personas “en lugar de vivir con autenticidad. El vivir con autenticidad se convierte a lo largo del tiempo en un desafío ante la vida convencional que llevamos la mayoría de las mujeres.

Ahora en nuestro recorrido por diversas fuentes hemos encontrado algunos arrepentimientos que exploraremos y también el cómo invertir esta tortilla desde nuestra juventud.

1. No mantener el contacto con los seres queridos

Las mujeres suelen lamentar no haber mantenido el contacto con amigos, familiares o seres queridos. A medida que la vida se vuelve más ajetreada y los amigos y familiares se alejan, puede ser fácil perder el contacto con la gente. Cuando las mujeres miran atrás, a menudo desearían haber hecho el esfuerzo de acercarse y mantenerse en contacto.

2. No arriesgarse más en su carrera

Muchas mujeres también se arrepienten de no haberse arriesgado más en su carrera. Las mujeres han avanzado mucho en el mundo laboral en las últimas décadas, pero muchas mujeres mayores desearían haberse arriesgado aún más. Puede que se arrepientan de no haber buscado un ascenso, de no haber pedido un aumento o de no haber aceptado proyectos más desafiantes.

3. No viajar más

Viajar se ha vuelto mucho más accesible en los últimos años, pero muchas mujeres mayores desearían haber viajado más cuando eran más jóvenes. Tal vez desearían haberse tomado más vacaciones o haber explorado más países extranjeros. Viajar con la familia y los amigos también puede ser una gran fuente de recuerdos, y las mujeres a menudo se arrepienten de no haber aprovechado esas oportunidades cuando tuvieron ocasión.

4. No terminar los estudios

Muchas mujeres también se arrepienten de no haber terminado sus estudios. Algunas mujeres pueden haberse visto obligadas a abandonar los estudios por motivos económicos, mientras que otras pueden haber perdido la motivación. Cuando las mujeres están en sus años dorados, a menudo desean haber vuelto atrás y haber terminado lo que empezaron.

las mujeres se arrepienten en sus años dorados

5. No pasar más tiempo con sus hijos

Para muchas mujeres mayores, sus hijos son el centro de su mundo. Cuando sus hijos crecen y forman sus propias familias, a menudo se arrepienten de no haber pasado más tiempo con ellos cuando eran más jóvenes. La vida puede ser muy ajetreada, y es importante dedicar tiempo a la familia. Las mujeres mayores pueden mirar atrás y desear haber pasado más tiempo de calidad con sus hijos cuando crecían.

6. No cuidar de su salud

A medida que las mujeres envejecen y su salud empieza a deteriorarse, suelen lamentar no haberse cuidado. Las mujeres pueden mirar atrás y desear haber comido más sano, haber hecho más ejercicio y haber tomado otras medidas para mantenerse sanas. Nunca es demasiado tarde para empezar a elegir un estilo de vida más sano, pero muchas mujeres mayores desearían haber empezado antes.

7. No defenderse

Muchas mujeres también lamentan no haberse defendido cuando tuvieron la oportunidad. La vida puede presentar muchas situaciones en las que es importante hablar y hacerse oír, pero algunas mujeres pueden haber sido demasiado pasivas. A medida que envejecen, muchas mujeres desearían haber tenido el valor de defenderse.

8. No cuidar mejor su aspecto

Para algunas mujeres, su aspecto es una fuente de arrepentimiento a medida que envejecen. Puede que algunas mujeres no se hayan dedicado a sí mismas el tiempo y la atención que necesitaban para tener el mejor aspecto y sentirse mejor. A medida que envejecen, las mujeres pueden arrepentirse de no haber cuidado mejor su aspecto cuando eran más jóvenes.

9. No ahorrar lo suficiente

Muchas mujeres mayores se arrepienten de no haber ahorrado lo suficiente cuando eran más jóvenes. A medida que envejecen y aumentan sus gastos, las mujeres pueden mirar atrás y desear haber ahorrado más para un día lluvioso o para la jubilación. Nunca es demasiado tarde para empezar a ahorrar, pero muchas mujeres mayores desearían haber ahorrado más cuando tuvieron la oportunidad.

10. No dedicar más tiempo a disfrutar de la vida

Por último, muchas mujeres en sus años dorados expresan su pesar por no dedicar más tiempo a disfrutar de la vida. La vida puede estar llena de estrés y problemas, pero es importante dedicar tiempo a disfrutar de las pequeñas cosas. Las mujeres pueden arrepentirse de no haberse tomado más tiempo para oler las rosas o para dedicar tiempo a las cosas que les producen alegría.

Podemos ver hasta ahora, que cuando las mujeres miramos atrás en nuestras vidas y pensemos en las decisiones que tomadas puede que nos arrepentimos de algunas y en otras ocasiones con valentía decimos, Bueno ya lo hecho está.

Por ello, no esperemos que los años se nos vengan encima para ser felices, mantener el contacto con nuestros seres queridos, arriesgarnos por un mejor trabajo y crecer en nuestra carrera, comencemos a viajar, terminar ese estudio que iniciamos, pasar suficiente tiempo con la familia, cuidar la salud y nuestro aspecto, todo puede mejorar más aún en esta era digital con tanta información, productos y posibilidades. Otro cambio necesario, el ahorrar para ese proyecto de vida, un viaje o un outfit que nos guste y que no seamos vistas como superfluas, dedicarle más tiempo a disfrutar de la vida. Es importante aprender de estos arrepentimientos y hacer cambios para el futuro.

Y recuerda cada día ofrece una nueva oportunidad para forjar el camino que deseamos. No importa la etapa de la vida en la que nos encontremos, siempre es posible tomar decisiones conscientes que nos acerquen a una vejez llena de paz y satisfacción. Empecemos hoy a construir un futuro sin remordimientos, un futuro en el que miremos hacia atrás y sonriamos con la certeza de haber vivido plenamente, amado con valentía y aceptado cada experiencia como una preciosa lección de vida. ¡El momento de cambiar es ahora!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.